Usted está aquí

EXPOSICIÓN DE INSTRUMENTOS MUSICALES DE LA INDIA

encabezado

Datos Cabecera

Fecha
Fecha de inicio: 
03/12/2020 - 12:00
Fecha de fin: 
14/01/2021 - 20:00
Lugar Celebración
Casa de la India

Exposición de instrumentos de la India, que incluye una selección de la muestra de instrumentos de la colección de Radhika Mohan Maitra.

La colección de Radhika Mohan Maitra, que abarca desde el S. XVII a mediados del S. XX procedentes de Calcuta (India), es la mejor colección privada de instrumentos musicales indios, custodiada por el músico y comisario de esta exposición Somjit Dasgupta. La muestra, que se ha expuesto por primera vez fuera de la India, en la actualidad reparte sus instrumentos entre esta exposición de la Casa de la India y la exposición "Indian Odyssey. El universo de Ravi Shankar. The Beatles en India".

Radhika Mohan Maitra (13.02.1917 - 15.10.1981) fue uno de los mejores intérpretes de sarod de todos los tiempos; así como un profundo estudioso de la literatura, la filosofía y la musicología.

Maitra nació en una familia adinerada con una tradición musical y de patrocinio de músicos. Su abuelo Lalita Mohan Maitra era el zamindar (administrador feudal) de una gran finca cuyo centro era la ciudad de Rajshahi, en el Este de Bengala. También fue un intérprete de instrumentos de percusión como tabla, mridangam y pakhawaj y mecenas de la música. Los zamindares que disfrutaban de la música eran en gran medida responsables de la preservación de la música clásica indostánica durante y después del declive de la Corte mogol y a menudo elegían a los músicos de la Corte. Uno de esos nombramientos del abuelo de Maitra fue el maestro de sarod Ustad Mohammad Amir Khan, quien un día encontró al nieto Maitra jugando con uno de sus muchos sarod. Percibiendo un interés y una habilidad en el niño, Amir Khan lo tomó como discípulo con sólo 4 años, y en 1928, a la edad de 11 años, comenzó a darle lecciones. Poco después Maitra ofreció su primer concierto en solitario. Maitra progresó rápidamente y el talento natural que Amir Khan descubriera también sería reconocido rápidamente por los muchos músicos, tanto profesionales como académicos aficionados, que visitaban Rajshahi. Sin embargo, al principio les resultó difícil conciliar su talento musical con su linaje aristocrático, ya que tradicionalmente la música no era más que una afición para los zamindares. Pero pronto no les quedó más remedio que reconocerlo como un artista extraordinario. Amir Khan falleció en 1934 y Maitra comenzó a abrirse camino. Viajó a la India Central, donde vivían los dos grandes maestros contemporáneos de sarod, aunque ambos lo rechazaron como discípulo por ser el vástago mayor del zamindar de Rajshahi. Después de regresar a Calcuta, se convirtió en discípulo de Mohammed Dabir Khan, con quien estudiaría durante 12 años.

En 1936 hizo varias grabaciones interpretando el sarod en las que demostró lo que era capaz de hacer, sobrepasando los límites habituales del instrumento. Estas grabaciones se comenzaron a difundir en la recién creada emisora de radio de Calcuta y tuvieron un profundo efecto en el panorama musical de la India, llegando incluso a los oídos de los dos gurús que lo habían rechazado unos años antes, quienes enviaron un mensaje a Maitra tratando de enmendar su error.

Aunque no le satisfacía, a principios de los años 40 Maitra se convirtió en profesor de Filosofía y Derecho, debido a que era inaudito que un zamindar se ganara la vida como músico.

Después de la partición de la India en 1947, la ciudad natal de Maitra, Rajshahi, no formaba parte del territorio nacional de la India y como resultado Maitra perdió sus riquezas familiares. Se dio cuenta gradualmente de que el único camino que le quedaba era considerar la música de manera profesional y empezó a cobrar honorarios por sus actuaciones, ingresos que también se utilizaban para pagar el mantenimiento de sus músicos acompañantes y discípulos, así como para la escuela de música que lleva el nombre de su gurú Ustad Mohammad Amir Khan.

Durante la década de 1950 la música clásica india estaba entrando en una edad de oro, con el florecimiento de grandes talentos como Ravi Shankar y Ali Akbar Khan, además de nuevas formas de apreciar su música. Esto se debió en gran medida a las emisiones a nivel nacional de la música clásica a través de All India Radio. Estos programas tuvieron un gran impacto y atrajeron la atención de toda la India hacia algunos de sus mejores intérpretes, incluyendo a Maitra, que en pocos meses sería invitado a dar conciertos por toda la India con sus discípulos.

Además del sarod, Maitra también tocaba habitualmente el sursringar, que admiraba mucho por su riqueza de resonancia. Durante este tiempo se obsesionó con la idea de crear un instrumento híbrido, que pudiera ser tocado como un sarod, pero que poseyera la misma riqueza tonal de una vina. Empezó a diseñar sus propios instrumentos, de los cuales el más popular incorporaba dos cambios de diseño en el sarod: reemplazar la piel del tambor con una fina pieza de madera y el estrecho puente del sarod con un puente más ancho. El efecto fue increíble: un instrumento que se podía tocar como un sarod, pero que resonaba como una vina. Sus colegas aplaudieron el invento. Uno de ellos, Thakur Jaidev Singh, eminente musicólogo y director de All India Radio en ese momento, dio al instrumento el nombre de Mohan Vina.

En 1962 Radhika sufrió un accidente de coche y, aunque se recuperó totalmente para volver a actuar, nunca volvió al nivel de actividad que disfrutaba anteriormente. Se retiró de la música permitiéndose sólo unas pocas pequeñas actuaciones hasta su fallecimiento en octubre de 1981.

Más Información

De 12 a 14 h de lunes a viernes y de 17 a 20 h. de martes a viernes.